El sarro

El sarro es un problema que no sólo afecta a las personas. Nuestro perros, gatos y hurones también padecen este problema, y más acusadamente que nosotros. Su salud bucodental se ve seriamente amenzada.

Pero, ¿qué es el sarro? Es una placa sólida que se forma sobre la superficie del diente debido a una reacción química que ocurre cuando se mezclan las bacterias que hay en la boca, los restos de alimentos y la saliva. El problema de esta placa es que se introduce por debajo del borde de la encía y la va elevando; si no la eliminamos, terminan por caerse los dientes. Esta elevación de la encía es irreversible, por eso es importante eliminar el sarro antes de que ocurra.

Una vez que se forma, empieza a producir mal aliento, enrojecimiento e inflamación de las encías, incluso problemas digestivos y dolor en los casos más graves.

Hay determinados individuos que tienen una mayor tendencia a acumular sarro y es debido a varios factores. El primero es por la dieta: dietas blandas hacen que se acumule más restos de alimentos en los huecos entre los dientes.

Otro motivo es la falta de higiene: evidentemente nuestras mascotas no pueden cepillarse los dientes, es algo que debemos hacer nosotros. La saliva es  otra de las causas. Su composición es distinta en cada individuo y según su pH, hace que aparezca el sarro más rápido.

Prevención en salud bucodental

higiene budocental perro veterinario Bormujos

Las formas que tenemos de prevenir la aparición del sarro son: evitando los alimentos blandos, incrementar la higiene bucodental por medio del cepillado con instrumentos adaptados para ellos, golosinas especialmente diseñadas para favorecer una limpieza mecánica al masticarlas o incluso  piensos que favorecen la limpieza mecánica de los dientes al masticarlos.

Para combatir las bacterias de la boca, existen líquidos en forma de spray o de enjuague bucal (este último se echa en el agua de bebida). Por último, para controlar la acción de la saliva, existe un regulador de su pH retrasando la formación de sarro y disminuyendo el olor de la boca.

Limpieza de boca

Las limpiezas de boca se realizan de la misma manera que en las personas, por medio de aparatos de ultrasonidos. La diferencia es que a nuestras mascotas este procedimiento lo realizamos bajo anestesia, y elimina por completo el sarro; pero no es definitivo, es decir, hay que repetirlas periódicamente, cada vez que nuestra mascota lo necesite. El objetivo es que, utilizando los tratamientos preventivos, se alargue el tiempo entre limpieza y limpieza.