Si estás pensando tener una tortuga de tierra como mascota, esta es la información básica que debes conocer:

Las tortugas de tierra

Las tortugas de tierra pueden llevar a vivir en libertad entre 50 y 80 años, aunque no es habitual que vivan tanto tiempo en cautividad. Tienen dimorfismo sexual, lo cual quiere decir que se puede distinguir si son hembras o macho por sus características externas: normalmente los machos son un poco más pequeños que las hembras, tiene la cola más larga, con la apertura cloacal más caudal y el plastrón (zona ventral del caparazón) cóncavo. En las tortugas de caja los machos tienen el iris de color rojo, mientras que las hembras lo tienen de color amarillento.

Especies de tortugas de tierra

Existen varias especies de tortugas de tierra que se pueden tener en cautividad, cada una de ellas necesitan unas condiciones de hábitat particulares, ya que algunas son de clima seco y otras de clima húmedo. Esto ha de ser tenido en cuenta a la hora de pensar cual nos conviene más dependiendo del espacio del que dispongamos.

Tortuga de tierra, residencia de exóticos

Instalaciones para tortugas de tierra

Los primeros años de vida, mientras son pequeñas, es conveniente mantenerlas en terrarios o tortugueras de gran tamaño para que puedan moverse con facilidad. El sustrato dependerá de si la tortuga es de clima húmedo (musgo o corteza de coco, que mantiene la humedad) o clima seco (heno, césped o papel). Sea cual sea hay que mantenerlo limpio y cambiarlo con la frecuencia adecuada.

Las tortugas necesitan que les dé la luz del sol de forma directa, por lo que es aconsejable que el terrario este cerca de una ventana para que le llegue el sol y esté bien ventilada, pero hay que tener cuidado con las corrientes de aire, ya que son sensibles a ellas. Si esto no es posible se deberán de usar fluorescentes de luz UVA y UVB (hay que tener en cuenta que tienen una vida útil determinada y que hay que cambiarlas con cierta frecuencia) durante unas 10-12 horas al día.

Además, dentro del terrario hay que proporcionarles un lugar de refugio (cueva o madriguera) para que se puedan esconder. También hay que proporcionarles una zona caliente (a 28-30 grados) y otra zona fría (a unos 20 grados), para que puedan regular su temperatura. Es muy importante que tengan un recipiente de agua limpia y fresca donde puedan beber y bañarse, para ello debe ser del tamaño suficiente para que quepan y de baja altura para que puedan entrar y salir sin problemas. Por último, se le puede colocar elementos decorativos como troncos o rocas y zonas de vegetación natural que sea comestibles.

Se debe tener en cuenta que estos animales hibernan, por lo que en los meses de invierno es normal que apenas se muevan y coman.

Cuando son grandes, pueden vivir en el exterior, en patio y jardines, pero hay que tener en cuenta que necesitarán los mismos elementos que en terrario: zonas de sol y zonas de sombra, una guarida calefactada, recipientes de agua, zonas de tierra y vegetación.

Alimentación de las tortugas de tierra

En cuanto a la alimentación, ha de saberse que estos animales son principalmente vegetarianos, pero en la naturaleza también se alimentan de pequeños insectos y gusanos. En cautividad hay que alimentarlos principalmente con vegetales, verduras y algo de frutas, con alto contenido en fibra y calcio. Y una vez en semana se le puede ofrecer alguna larva o lombriz.

Las frutas y verduras permitidas son: Apio, judías verdes, berros, acelgas, diente de león, escarola, alfalfa, endibias, melón, sandía, fresas, tomate, pepino, brócoli, higos chumbos, manzana, pera, papaya, chirimoya, aguacate y lechuga (aporta pocos nutrientes).

Se deben evitar lo siguiente: cítricos, guisantes, espinacas, col, zanahoria, plátano, batatas, patatas, calabacín, champiñones, hongos, maíz dulce, remolacha, pimiento, bambú, granada, espárragos, melocotón, albaricoque, nectarina, dátiles, judías, maíz, arroz, habas, lentejas, remolacha, azúcares, alimento para perros, alimento para gatos, productos de origen animal y legumbres y granos en general.

Es conveniente darle un aporte de calcio + Vit. D3, ya que solo con la alimentación es difícil alcanzar las cantidades adecuadas.

Reproducción de las tortugas de tierra

Las tortugas de tierra maduran sexualmente a los 7-9 años. Suelen tener una época reproductiva cada 1-3 años, normalmente en los meses de abril y junio. Cuando se produce la monta, la hembra tiene un periodo de gestación de unos 2 meses. Para poner los huevos escarban en la tierra 10-12 cm de profundidad, por lo que si tenemos machos y hembras se le debe ofrecer un terreno blando donde pueda hacer la anidación, en caso de no tenerlo se puede producir retención de huevos, con el consiguiente problema de salud. Una vez pone los huevos, se produce un periodo de incubación de 2-3 meses (dependiendo de la temperatura).