Transfusiones

Las transfusiones sanguíneas son un tratamiento cada vez más empleado en la clínica veterinaria. Aunque básicamente consiste en lo mismo (reposición de sangre o algunos de sus componentes), existen algunas diferencias con los humanos.

Hay distintos productos que podemos transfundir en veterinaria, según la patología a la que nos enfrentemos. Todos ellos se obtienen a partir de sangre recogida de donantes, y que, por distintos métodos es procesada para la obtención de cada producto. Existen bancos de sangre específicos de animales donde podemos encontrar todos los productos y para las especies que más comúnmente se transfunden (perro, gato, hurón y conejo).

Al decir transfusiones pensamos siempre en causas cono grandes pérdidas de sangre, pero no es esa la única indicación. Aparte de glóbulos rojos, pueden ser necesarios otros componentes de la sangre, como plasma, plaquetas, proteínas (albúmina y factores de coagulación) y todos ellos estás disponibles en los bancos de sangre.

Grupos sanguíneos

En cuanto a la compatibilidad y grupos sanguíneos, es diferentes a las personas: en los perros encontramos ocho grupos sanguíneos distintos. La ventaja que tiene esta especie es que no reacciona ante la primera transfusión, hasta pasados 4 ó 5 días. Así la primera vez no necesitamos hacer pruebas de compatibilidad, únicamente en segundas transfusiones y si han pasado más de 5 días.

En los gatos existen tres grupos sanguíneos, y sí reaccionan ante la sangre extraña en primeras transfusiones, por lo que sí es necesario hacer pruebas antes.

Las condiciones necesarias para ser donantes de sangre en perros y gatos son las siguientes:

  • Adultos jóvenes, en buen estado general de salud, al día de vacunaciones/desparasitaciones
  • Que no hayan recibido transfusiones
  • Con un peso mínimo para poder extraer un volumen significativo de sangre sin riesgos: Perros más de 25 kg . Gatos más de 4 kg
  • Libres de enfermedades transmisibles a través de la sangre (variable según área geográfica):
    • Perros libres de : Ehrlichiosis , Leishmaniosis, Filariasis, Babesiosis y Anaplasma.
    • Gatos libres de: Leucemia, Inmunodeficiencia, Peritonitis Infecciosa, Toxoplasmosis, Filariasis.
  • Analítica completa, en la que debe presentar como mínimo un hematocrito del 35-40 %

En perros normalmente las extracciones se hacen sin necesidad de sedación, en gato suele ser necesaria una pequeña tranquilización. Sen extrae la sangre en bolsas especiales que sirven tanto para almacenarla y procesarla, como para ser directamente transfundida.